Archivo para la categoría Uncategorized

Qué hacer con las cañas cuando no suenan bien?

Tirarlas!! Bue, a no ser que las reciclemos para que duren un tiempo más por cuestiones económicas!.

Conozco dos trucos:

1) Recortar  la punta, con un cortacañas. Después lijarla cuidadosamente con una lija al agua (las más finas que hay) o con una lima de uñas, para que tenga la misma forma que la boquilla. También se podría quemar la punta pero creo que es una tarea muy dificil y uno puede pasarse. Lo intenté una vez pero no me resultó práctico.

2) Frotarlas contra una tapa de un libro o un cartón o algo parecido del lado que apoya en la boquilla, hace que tome brillo  en sonido (y por supuesto en aspecto).

Cuando las cañas son muy duras se puede lijar sobre el lomo pero hay que hacerlo de a poco para no pasarse. Con una navaja o con la hojita de afeitar. Se puede rebajar tanto de adentro como de afuera, pero la forma que tiene de fábrica da ciertas características (graves, agudos, ataque, etc.) que se van a modificar. Hay que adquirir práctica para lograr buenos resultados.

Importante: En el lomo se debe lijar en forma de triángulo. Poner la caña a trasluz y se verá que en el medio es más gruesa que en las esquinas. Bueno esas esquinas son las que debemos lijar. A no ser que la caña nos sea MUY dura y la queramos ablandar toda, entonces gastamos también el centro. Me han dicho que lijando en otros lugares (a la punta o abajo) se obtienen otros resultados en agudos o graves pero no recuerdo bien, les sugiero que prueben…

Lo ideal es siempre comprar una caja de cañas y probarlas todas para elegir las que mejor suenan y marcarlas con lápiz de color para categorizarlas de mejores a peores. Así guardamos las mejores para conciertos y las otras para estudiar. Lo que me resulta útil es uno de esos portacañas de 4 o 6 cañas. Cada vez que toco o estudio elijo una diferente, ya que debido a las condiciones climáticas (humedad, temperatura) o a la sala, una misma caña suena diferente. Así las voy rotando y se desgastan parejo.

Hay que aclarar que la saliva y el uso son lo que más deterioran una caña. Llega un momento en que no hay más remedio que cambiarla cuando el desgaste es general. Además que no se puede cortar muchas veces una caña porque va cambiando la longitud y la inclinación del corte que trae de fábrica (o la parte grueso de la caña) llega a estar más cerca de la punta y se hace más dura.

Anuncios

, , , ,

Deja un comentario

Tiempo para aprender a tocar (el saxo para amateurs o principiantes)

Todos preguntan: En cuanto tiempo se aprende a tocar el saxo?

1) Cuanto tiempo nos lleva aprender a tocar es según: a) el tiempo que dedicamos a estudiar el instrumento, b) las ganas de aprender (ánimo por explorar y tocar melodías que nos gustan), c) la capacidad de entender que es lo que uno está haciendo mal y corregirlo! (esto último tiene que ver con la concentración y la percepción, y no con la inteligencia), d) la facilidad del que aprende (que uno puede o no tenerla pero que con el tiempo y el avance la logramos todos)

2) Cuanto tiempo hay que dedicarle al instrumento es: lo más posible, dentro de las obligaciones que uno tiene cotidianamente. El tiempo que uno dedica al instrumento tiene dos facetas: el estudio enclaustrado y el tocar en sociedad. Por lo general mucha gente no puede estudiar todos los días, pero si por lo menos tiene tres días seguros (en los que si o si estudia y practica), ya cumple con una regularidad necesaria para mantenerse y superarse de a poco.

Lo mejor es hacer un balance semanal para ver o elegir cuando y cuanto estudiar, analizando los días y momentos libres que pueden servir para estudiar en casa (para aquel que labura de otra cosa) y hacer amigos músicos o un grupo con quien tocar. Así se cumple con las dos facetas del tiempo-lugar para aprender a tocar y avanzar con el instrumento.

Finalmente la cantidad de días que uno dedica a veces no quiere decir nada, si uno no estudia con conciencia y no sabe bien qué estudiar. Por eso,  para saber qué estudiar, hay que preguntarle a un profesor! Tu profe debe darte una rutina: a) notas largas para mejorar el sonido, b) escalas (tantas y tales escalas), c)  ejercicios, estudios, obras o temas y canciones (según quieras aprender jazz, blues o clásico).

, ,

Deja un comentario

Ejercicios Básicos para el Saxo

1) Nota larga: hacer tres notas seguidas respirando lo más rápido posible entre ellas, y sin pausa! Soplando con intensidad para mantener constante el flujo de aire (para que la nota se mantenga sin ondulaciones)
2) Nota larga con detaché: a una nota larga se la separa o se la corta varias veces con la lengua, teniendo en cuenta que debe sonar igual que una nota larga normal salvo por los cortes. Por eso es importante que el movimiento de la lengua no interfiera con la nota (o sea que el maxilar inferior no suba y baje cada vez que separamos notas)
3) Nota Delta o crescendo-diminuendo: Una nota larga que aparece de la nada (silencio total!!) crece paulatinamente hasta un forte y desciende hasta desaparecer nuevamente en la nada! Es muy importante perfeccionarla y que realmente no notemos cuando aparece y o desaparece, para poder decir que tenemos el control de la embocadura.
4) Las variantes de la nota delta: a) Solamente crescendo, b) Diminuendo y c) notas forte, ppp, mp, mf, ff etc. sin variar volumen. Todos estos ejercicios sirven para medir los parámetros del sonido del saxo, y hacer un chequeo de como tocamos. Por eso es importante lograr una buena concentración, y para dar un mal ejemplo de concentración si practicamos al mismo tiempo que escuchamos la radio no vamos a lograr avanzar. Además a veces hasta los autos que pasan por la calle lo pueden distraer a uno en el sentido de que se escucha el sonido pero no le presta la debida atención. Si estamos atentos a lo que suena podemos analizar que salió mal y al repetir la nota o el ejercicio pondremos atención en solucionarlo. Estos ejercicios son solo una “ayuda” para aquellos que quieren que el saxo suene mejor, no para tocar mejor (para eso estudiar escalas, métodos, etc.)
Nota: para la nota con detaché o staccato  es imprescindible lograr hacer las notas largas perfectas.

, ,

Deja un comentario

¿Cómo mejorar el sonido del saxofón? Rutina diaria de saxo para principiantes (y avanzados)

Bueno, para mejorar el sonido se necesita sobretodo paciencia y más que nada concentración y regularidad en el estudio para lograr que suene como se debe.

Esta rutina es lo que aprendí y que me indicó mi profesora Marie Bernadette Charrier cuando estudié con ella en el Conservatorio Regional de Bordeaux, Francia en el año 2000.

Yo la organicé así:

EJERCICIO PREMISAS EXPLICACION
1) Notas largas hacer 3 notas bien largas con la misma duración, respirando rápidamente entre ellas. Puede ser cualquier nota pero tomemos por ej. Fa, Mi y Re graves y luego  cualquier nota que nos cueste lograr. Buen caudal de aire todo el tiempo (sobre todo no descuidarse al final de las notas)
Labio firme (no tenso, tampoco muy flojo) para mantener bien la nota afinada. Usar afinador. Es un ejercicio físico así que esforzarse bien empujando el aire desde el abdomen!!
2) Notas Crescendo-Diminuendo Hacer una nota de esta manera:
a) <> de nada a bien forte y viceversa
b) > de bien forte a nada
c) < de nada a bien forte
d) <> pero de la nada hasta piano
Hacer crescendo pero desde el SILENCIO, no debe escucharse nada al principio ni al final. La nota desaparece!
En d) no es necesario subir demasiado.
Cambiar o acomodar progresivamente la posición de la embocadura según la dinámica (en p es de una manera, en f es de otra)
3) Staccato o detaché Tomar una nota como en 1) y separar con la lengua. Sin ritmo definido y luego con ritmos (en corcheas, tresillo, y/o semicorcheas) Usar la punta de la lengua solamente. Ej: si decís ta-ta-ta la lengua toca el paladar en la t y la a es la columna de aire que produce la nota. En el saxo debe ser idéntica la situación. No es un golpe de lengua. Concentrarse en la retirada RÁPIDA de la lengua. Lengua ligera, liviana y que al retirarse deje pasar inmediatamente el aire que produce la nota.
4) Escalas Mayores, menores, en 3ras y en 4tas. Iniciar en la tónica subir hasta lo más agudo que uno conoce y bajar a lo más grave y terminar en la tónica. Mínimo una vuelta y a partir de dos vueltas intercalar una ligada y otra detaché. Usar metrónomo y tomar primero una velocidad cómoda para tocar bien claro e ir aumentando la velocidad. Crear combinaciones de articulaciones (tres ligadas-un picada,dos picadas-dos ligadas, etc. etc.)
5) Obras Primero solfearlas en voz alta y digitando a la vez las notas, luego tocarlas. Repetir en boucle o loop los pasajes difíciles hasta lograrlos bien. Por último se trabaja la interpretación (con ayuda del maestro y la investigación sobre el compositor y la obra)

En esta rutina los ejercicios 1,2 y 3 son para medir los parametros del saxo. Siempre hago una comparación tonta pero muy válida: en un teclado uno baja la tecla y suena, mueve el volumen con el dedo, etc. En el saxo uno tiene que practicar esas cosas por separado ya que sino uno no sabe si las hace bien ni tampoco cuales son sus límites. Que tan fuerte o piano puede tocar se sabe con el ejercicio 1 y 2; y qué sonido puede sacar, con el uno (por eso la nota larga sirve también para que tengamos un sonido propio).

Resumiendo: para salir a tocar en público y que lo toquemos suene bien, se necesita pasar mucho tiempo con el saxo solo, probando, intentando, escuchándose, en una palabra explorando el sonido (todo esto aparte del material básico de escalas, ejercicios, estudios, obras, etc).

Por último quiero agregar, para aquellos que no están contentos con su sonido, lo primero que hay que hacer es pasar mucho tiempo haciendo notas largas (esto hace que uno madure el sonido y que saquemos el máximo provecho de la boquilla) Luego podemos cambiar la boquilla, considerando que hemos sonado a fondo con esa boquilla…

, , ,

Deja un comentario